Wednesday, October 19, 2005

Trabajo detectivesco

Lugar: Caseta de Magdalena. Baño de mujeres. Puerta de la ultima taza de la derecha.
Mensaje: “Te amo, Jorge”

Cuestionamiento:
- Acaso Jorge ya leyó lo que le escribieron?

- Sabe Jorge que tiene recado?

- Alguien regresa todos los días a ese baño, esperando leer “Yo también te amo”?

Conjeturas:
- Jorge pidió una prueba de amor. “Pero si ya te lo comprobé, gordito, lo escribí en la puerta del baño de la caseta en Magdalena”. Jorge queda satisfecho.

- Jorge es casado. La unica manera que tiene la chica de expresar su amor es a traves de el anonimato que da el baño de la caseta de Magdalena. Nadie sale herido. Jorge procura no pasar por la caseta, mejor entra por la ciudad.

- Jorge no existe. Es el fruto de la imaginación enfermiza de alguien, que quería comprobar si alguien acaso le dedicaba un Blog en su honor.

Conclusión:
En fin, si lo sabe la doña que limpia el baño de la caseta de Magdalena, que lo sepa el MUNDO!

5 comments:

Masgorellie said...

Amores prohibidos, excitantes, secretos, en su nivel, es lo mas grandioso que han experimentado, quien se atreve a decir que tiene la medida exacta de lo que puede ser un amor ? yo ? tu ? el ? ella ?
nosotros ? ellos ?
quien responde ?

Tu bro said...

Una joven (espero que sea joven, porque si fuera de mayor edad no estaría muy bien que escriba cosas en los baños) tiene derecho a expresarse... Desgraciadamente, Jorge no podrá leerlo, ya que está en el baño de mujeres...
El amor que ella siente por ese muchacho (espero que sea joven o por lo menos de la edad de ella) sobrepasa su capacidad lógica, porque lo escribió no con la esperanza de que lo viera su amor, sino que lo vieran miles de viajantes durante sus paradas técnicas... ¿Cuál es el caso de ponerlo ahí? La respuesta ya fue dada: Para que alguien lo coloque en su blog y se hiciera un debate...

Felicidades a esa mujer enamorada, lo lograste.

Anonymous said...

Si Jorge es del estilacho Mijares, chanza y puede ir a leerlo.

"Salí del baño de mujeres... wachuwá"

CadávEr Muerto said...

Jorge... Jorguito... pinche vaquetón. Te van a pegar, y gacho. Pero estaba pensando... ¿no trabajará Jorge limpiando los baños de la caseta?

PD: Quien no ha vivido un amor prohíbido, no ha vivido. Bueno, no es para tanto, pero sí tiene su lado chido. ¿Ya se inventó el amorómetro?

Viola d'amore said...

un amor prohibido es muy excitante!
es de lo mejor!