Thursday, April 27, 2006

En qué momento dejamos las madres de ser el mejor detective del mundo?



Yo puedo decir que con sólo verlos a los ojos puedo saber si están diciendo mentiras,
quién pegó primero,
quién puso todas las almohadas en el piso,
quién perdió la espadita azul del Anakin y desbarató al C-3PO,
quién ralló la pared con su nombre (duh!),
y quién echó kilos de papel sanitario al baño.
A veces se me escapa quién tomó una foto, pero es cuestión de preguntarles y la verdad sale a flote. El saber preguntar es una herramienta necesaria para cualquier detective, o no?

Pero en qué momento voy a perder ésta habilidad?

Yo recuerdo a mi madre, cuando yo era pequeña, y nunca podía ocultarle nada; por alguna extraña razón, todo lo sabía. Despues le descubrí algunos secretos cuando mi hermanita (menor que yo 7 años) estaba en el kinder:
mi madre le preguntaba a su maestra sobre lo que hicieron durante el día, y luego mi madre le decía a mi hermana que la veía por una televisioncita invisible, y la prueba era de que había pintado una casita y que había llorado porque Marco Antonio le había pegado. Por supuesto, que mi hermana se quedaba con cara de “wow”.

Los detectives son mañosos, pues.

Estoy segura que mi suegra era igual ( y todas las reverendas progenitoras de mis finos lectores). Pero en algún momento del viaje, fueron prediendo ésta habilidad.
Un día estando afuera en el parque con los niños y mi suegra, vimos pasar un carro muy sucio, lleno de tierra y lodo. Lo único que se podía deducir era que el carro estaba muy sucio. Pero mi suegra hizo la proclamación, con una confianza y seguridad enormes:
“ah, vienen de Nogales”.
Todos nos quedamos con cara de “what?” Al preguntale que si porqué de Nogales, simplemente responde:
“porque viene muy sucio”. Ya por vacilada, le dije:
“bueno, vivimos a 3 horas de Nogales, no es posible que vengan de un pueblo más cercano? O que simplemente sean unos cochinos los que vienen manejando” Pero no hubo poder humano que la convenciera, venían de Nogales.
Los malos detectives dan su resultado final con sólo 1 pieza de evidencia. Ya quisiera Sherlock.

Mi madre está por el estilo; hoy me habla por teléfono, y me dice:
“pensé que ya venías, porque ví un carro igualito al tuyo que pasó despacito por la calle, como que se iba a estacionar.”
“Tengo el carro en el taller, cambio de aceite y eso” le dije.
“Ah, pues sí era tu carro entonces, lo andan manejando los cabrones del taller”, contesta media enojada.
“Mamá, hay muchos carros iguales”.
“sí, pero también tenía las ventanas polarizadas, como el tuyo”.

I rest my case.

Ahora la pregunta es:
Cuándo me voy a poner así?
Cuándo las madres dejamos de ser Sherlock Holmes para convertirnos en Mr. Magoo?


13 comments:

Miss Neumann said...

Qué miedo... uno siempre yo no voy a ser como ella; a final de cuentas acabamos siendo casi iguales, a final de cuentas son nuestro ejemplo...

Y madre, solo hay 1

Claude Sandbed said...

y todas las madres son sacrosantas, con el debido respeto... ey! somos!! jaja...

Liss said...

Pues mi mama esta en ese paso, anda en los 58, si te sirve.....
Y Miss Newman tiene razon, siempre decimos no hare lo que ella hizo y poco a poco nos damos cuenta como nos parecemos a ellas...c'est la vie.

Saludos!!

Tu Bro said...

JAJAJAJAJAJA... Y yo me acuerdo, hermanita, que cuando hacías algo tu o la Nadia, me echaban la culpa a mí y no había poder humano que me defendiera: dos contra uno.

Recuerda lo que nos decía mi mami:
Ya pagarás con tus hijos...

Un saludo.

scvbl

GARGANTUA said...

Y BUENO, ES EL PRECIO QUE TIENEN QUE PAGAR POR EL PRIVILEGIO DE SER MUJERES, Y VIVIR CON NOSOTROS, LOS HOMBRES, PUEDEN ASPIRAR A LA PERFECCION, PERO PUES, NI MODO, SON MUJERES, SOLAMENTE MUJERES....

Claude Sandbed said...

liss: yep, c'est la vie...

mi bro: no te hagas el yo no fui!! siempre le echabamos la culpa a la Marina, no te hagas!!

gargantua, como dice sabiamente la Viole : "herencia maldita, tiene problemas el bodoque"

saludos...

Amanda Gris said...

Momento, mi mamá realmente me veía por una camarita, y no sólo eso, sino que en el recreo ella se escondía detrás del árbol.

Claro que sí, lo puedo asegurar.

y ese Marco Antonio, como me gustaría verlo ahora, era un hijo de puta conmigo.

saludos

Denise said...

Jajajaj... la mía no ha llegado a ser Mr. Magoo, pero digamos que a veces tiene salidas muy Dr. Chapatín, jeje.
Un besito.

Loocila said...

jajajajajajajajaa!.

Claude Sandbed said...

amanda: pero claro que si! y Santa existe, eh? no dejes que nadie te diga lo contrario...

denise: Ahí la lleva, entonces...

loocila: hasta acá se escuchó la risa... :)

saludos...

Teresa la que Canta said...

Ahora me explico el por qué de la rebeldía y rencor adolescente: esos grandes detectives, súper héroes, adivinos, brujos y concededores de deseos se empiezan a mostrar más humanos de lo que creíamos, la decepción es tal que no podemos con ella y nos vamos al extremo de la rebeldía. A los años comprendemos el truco y aprendemos su magia, y es entonces que nos empezamos a parecer. El problema viene a los años, cuando olvidamos que era un truco y nosotros también nos creemos eso de ser brujos, detectives infalibles, adivinos, y súper héroes y ya no necesitamos de muchas evidencias para comprobar la veracidad de nuestras deducciones.
(Lob'ya mom)
T.

tiny*glowing*fairy said...

hey hey, que trae la doña contra los carros fronterizos???? :P

el de nosotros cada sabado lo lavamos jajaja..

yo conozco varias señoras asi, muy cercanas tambien, y pues...
yo solo he aprendido una cosa debido a que no las sacas de la idea que tienen:
escucharlas.
jejejejejej..

pero todos somos diferente probablemente tu no pierdas esa habilidad chicuela ^^

Claude Sandbed said...

teresa: si, y al momento de descubrir que eran humanas, resulta mas alentador el asunto, porque siendo simples mortales nos aguantaron con todo... requete Luv'ya, mom!!

Fairy: mi suegro dice que a la mujer no hay que entenderla, solo quererla... no sé si reir o llorar con eso...

saludos, nenas...