Thursday, May 25, 2006

Definitivamente diferentes

Todo en la vida es juego. De cartas. Todos jugamos con cartas distintas, pero el juego es el mismo: el juego de la vida. Los papás identificamos inmediatamente qué cartas estan jugando los niños, y tratamos de ser fuertes y no dejarnos ganar. Los tatas y las nanas, por otro lado, también se dan cuenta pero no les molesta que los nietos les ganen; de hecho, disfrutan al chipilearlos y champiñonearlos. Y los niños lo saben...

Aaron juega la carta “pobrecito yo” con sus abuelos. Este domingo, en casa de ellos, en lugar de pedir leche con chocolate para tomar ahí mismo, dice “ nana, tienes jarabe de chocolate para mi leche? Yo ya no tengo en mi casa” ... nótese el tono de “me gustaría llevarmelo a mi casa, pobrecito yo”...

Y no es la primera vez que pasa: en otra ocasión, su tata le estaba enseñando una lupa, y Aaron le dice: “yo tenía una lupa que me dió mi otro tata, pero ya no la tengo, se quebró”... mismo tono de “me la das? Pobrecito yo”...
Obviamente, que ambas situaciones terminaron en adquisición de bienes por parte del nene...

Foto evidencia del botín.

Isaac pone su cara de Poker para jugar la carta “me sirvo yo solito”.

El mismo domingo, llevó a casa de sus tatas un frasco de plástico lleno de carritos y monitos de “candyland” y “sorry”, o sea, cosas sumamente importantes.
Los tatas tienen otro frasco, pero lleno de dulces de gomitas y chicles, el cual Isaac visitó en varias ocasiones durante nuestra estancia en su casa.
Cuando ya nos despedíamos, empezamos a recoger nuestras cosas (pañales y demás) y vimos a Isaac, calladito, con su frasco de carritos, monitos y ahora, dulces.

El frasco de los tatas: vacío.

“Isaac, pediste los dulces a tu tata?”
“si”
“y que te dijo?”
“que si”
Todos empezamos a reir, e isaac sólo abrazó el frasco, no lo soltó hasta llegar a la casa.

Foto evidencia del botín... o lo que quedó del botín...

Mis nenes son como mis brazos: iguales, pero diferentes... los dos salieron con cosas de la casa de los abuelos, pero por métodos distintos. Se complementan, supongo.




6 comments:

Miss Neumann said...

Lastima que esa carta se termino para mi hace mucho, ahora ya nadie me cree!

Jorge said...

jaja pues son bastante creativos, hay que admitirlo...

que linda familia tienes y sobre todo la dicha de tener a sus tatas y nanas cerca de ti.

un beso

Liss said...

Pobres angelitos!!!! Tienen que ir a pedir lo que no tienen en su casa, jajajaja. Son un encanto y definitivamente diferentes....

Saludos

Marcela said...

nada ataimados los chamacos... hacen bien en aplicar los talentos que poseen...
don't you wish you could resort to such tactics sometimes?? :)

FabBs said...

Jaaaaa... esa aplican mis sobrinos con mi Mamá, poene una carta de: abuelaaa me los regalas?, es ke mi amam no nos kiere dar?.... jajajaja y bolas salen con cargamento mis sobrinos.

Ni modo, mientras haya abuelos concentidores estos se iran con cargamentos extras..

Saludos

Claude Sandbed said...

gordibuena Newman: como el cuento del niño que gritaba "lobo"... je.

jorge: thanks!

liss: si, pobrecitos, no tienen en su casa, los maltrato...

marcela: i'm pretty sure i do, sometimes... don't we all?

fabiola: sip, dicen que los hijos son para criarlos, y a los nietos son para echarlos a perder..