Wednesday, July 19, 2006

De película...

No porque sea increible, sino porque trata sobre las salas de cine...

Nuestra penúltima incursión en una sala de cine, fue para ver “Cars” hace algunas semanas (bueno, Carros, porque la vimos en español). Isaac estuvo toda la cinta con las manos en los oídos (“suena muy fuerte”, decía); Aaron estuvo temblando de frío. Aun así, aguantaron toda la película... Pixar sabe lo que hace, no?
Este lunes pasado, los volvimos a llevar al cine; cinta en cuestión: “Superman”. Aprendimos la lección, y Aaron llevó una camisa manga larga, la cual se puso al entrar a la sala; Isaac llevó unos audífonos que cubren todo el oído, los cuales se puso en cuanto empezaron los comerciales.
Estaban tan cómodos, que Isaac se durmió 15 minutos empezada la cinta, y Aaron fue a comprar un hot-dog y llegó con un vaso con hielo licuado sabor azul (específicamente, azul #1 y amarillo #5).
La mala noticia es que Isaac despertó ya casi al final de la película, fresco y alechugado. Y ya eran las 10 de la noche.


Y la película? Muy buena... super... o como dice R. Corliss del Time: “superb”.

2 comments:

Jorge said...

wow! tan chiquitos y ya se sientan a ver TODA una peli??? que buenos! aquí mi hija te aguanta 1/2 pelicula si está buena pero si no, forget about it.. :(

Marcela said...

Como dijo Jorge que bien que se avientan toda la pelicula... nosotros intentamos ver Cars, pero solo duramos la tercera parte de la pelicula y luego nos salimos y fuimos al parque...
se extrana ir al cine...