Thursday, September 07, 2006

Nada mas importante que aprender de la experiencia…

Le puede uno decir a un niño muchas veces que no toque lumbre, contactos de luz, o vidrio roto. El hecho de que tengamos que repetirlo es muestra clara de lo ineficiente que es a veces la instrucción verbal.

Caso 1: Luz de bengala. “muy bonita, pero no toques la parte roja, esta caliente”. Resultado: quemadura leve en manita.

Caso 2: Interruptor que controla el “conveyor belt” en el Walmart. “te voy a bajar del carrito, eh? Te me quedas aquí paradito enseguida de mí, mientras pagamos las cosas”. Resultado: en menos de 5 segundos, se da media vuelta y toca el interruptor de la caja vecina, el cual tenía corto. Quemadura en mano, que deja cicatriz en forma de cruz (aun despues de 3 años es visible).
Y eso que es el niño tranquilo...

Quiero pensar que éstas experiencias no serán tiradas a la basura, sino guardadas en algun lado de su cabecita. Para muestra, caso 3:

Caso 3: Transformador del kinder. Aaron entra a las 8:30, y lo llevo. A las 8:40 llega una vecina a mi casa y me regresa al muchacho. “explotó el transformador en el kinder, con chispas y lumbre y todo, y pues se fue la luz, y los despacharon”. Le agradezco a la vecina el llevarme al niño, y luego él da su versión:
“sonó como cuando llueve (trueno), salieron muchas luces y mucha lumbre, Ariel (un amiguito) corrió para verlas mas cerquita y un señor lo abrazó y lo jaló”.

Me empecé a panickar (si, así mal escrito y todo; en esa situación, no tiene tiempo uno de fijarse en la ortografía, no?). Como actriz que tiene uno que ser, puse la cara mas non-chalant que tengo, y le pregunto “y tú? Tambien corriste para verlas mas cerquita?” Me responde asustado que no, que él corrió para atras.

El día siguiente, era la plática: que como maripositas a la luz, cuando tronó el asunto muchos niños corrieron para verlo mas de cerca.

Uno trata de educarlos y cuando los tiene uno cerca los corrige, pero qué hace uno cuando ya estan solos y tienen que tomar sus propias decisiones que pueden costar su vida?

Que la fuerza los acompañe y el Dios de su elección los bendiga...

5 comments:

Miss Neumann said...

No hay otra manera para aprender

Mufaker said...

Siendo la mami tan linda que eres esta cañón que no te asustes cuando escuchas una noticia asi. Yo de chiquito me di dos tres electrocutadas por güey. Estoy bien y todo pero aprendí a no meter la mano por el esa madre donde se conectan las cosas U_U

Jorge said...

no creo que hay algo que puedas hacer. En todo caso quizá asegurarte que los adultos que los supervisan son capaces y eficientes en cuidar al numero de niños a su cargo? pero de ahi en fuera, no hay nada que puedas hacer porque tu no estas ahi...

maybe pray? jejeje

un beso

Liss said...

Uy, pos ahora si que como dice mi tia, con la cual vivi 7 años y me enseño a ser mas independiente, "en cuanto salen de mi vista no hay nada que yo pueda hacer, asi que debo encomendarselos a Jesus". Tu puedes encomendarselos a Jesus, la virgen, el arbol de la esquina o cualquiera que sean tus creencias. Y sobre todo, como dice Jorge, pues saber en manos de quien estan.

Pero una cosa es cierta, uno no experimenta en cabeza ajena.

Buen fin de semana

Claude Sandbed said...

gracias a todos!!
y cuidense, eh? no me quiero preocupar por ustedes tambien...

"portate mal, cuidate bien" is my motto...