Wednesday, April 04, 2007

Aaron molacho...

El martes fuimos al parque de diversiones del “Dr. Dientista”.

El costo de admisión fue X; el pagar la admisión X no incluye el precio de los paseos: nos dió el derecho a saber que la foto del recuerdo cuesta X/2, y que subirse al paseo de “Sácame 2 dientes” cuesta 3X. Todo en múltiplo de X... nice. Algebra aplicada, ya ven que sí se usa?

Lo interesante de éste parque es que para disfrutar los paseos la adrenalina es rociada con spray; en mis tiempos, la adrenalina era inyectada con una jeringa de 3 metros, y era tan potente que de sólo ver la jeringa la adrenalina llegaba a la boca, como por ósmosis.

Hoy no, con un spray maravilloso en la encía se difruta el paseo. Hasta el día siguiente se siente algo... aún con esos precios, así sí dan ganas de pasearse en éste tipo de parques.

En lugar de paleta al final, le regalaron un carrito patrulla... Aaron superinvitado a volver...

A comer por un lado por algunos días, y con popote.


8 comments:

Gadósfero said...

maldita adrenalina... la tendré que empezar a vender....

suphjtmd

Mary Carmen San Vicente said...

En mis tiempos una llegaba a sentarse el sillón del dentista, te acercaba la agujota esa y estabas sin poder articular palabra, luego el dentista te preguntaba: ¿Te quieres casar conmigo? y una le contestaba: Mmmhjá y el entendía que sí jajaja ¡qué cosas! (todo lo que no hace una por ahorrarse las consultas)

Maclovia said...

Finalmente es lo que uno paga, que salgan sin lágrimas, sonrientes y con ganas de regresar no tine precio.
Saludos¡¡

Claude Sandbed said...

gade: apartame un litro...

mary carmen: andale! ya salió el peine!

maclovia: así es...salió sonriente, y una sonrisa hermosa sin 2 dientes...

saludos molachos...

Miryam said...

Mmm, yo recuerdo que el primer diente que se me cayó, osea de leche, me lo sacó un doctor (entonces no se me cayó, me lo sacaron) y fue horrible, me dolió muuuucho, todavía odio a ese dentista a pesar de que ya no me acuerdo de su cara.

La ChiCa X said...

guau la tecnologia! a mi me lo saco mi hermana con un hilito y me dolio muchisimo :( que suerte que tu nene tiene una mama como tu
SALUDITOS

Liss said...

No, no, no, a mi me sigue dando miedo ese paseo, yo no voy ni aunque me paguen.

Saludos, ya volvi. El prox fin voy a hillo, ya q haga mi itinerario te aviso.

Vicadin said...

a mi nunca me dio miedo el dentista, pero todos los dentistas tienen complejo de comediantes, y creen k es comodo fingir risa con un guante de latex en la boca