Thursday, May 31, 2007

El Merengano

Estando en una junta del kinder, uno como mamá espera oír muchas cosas de los niños que andan afuera en el recreo:
- "maestra, el fulanito me pegó"
- "maestra, el sultanito me empujó"
- "maestra, no puedo abrir las galletas"

Pero la frase que se lleva las palmas es:
- "Maestra, el merenganito se metió al bote de la basura".

Que el fulanito no sea mi hijo: good.

Que el sultanito no sea mi hijo: nice.

Que el merenganito no sea mi hijo: Priceless.

Monday, May 28, 2007

Suspenso con rayas negras y amarillas...

Sábado. Mediodía.El calor afuera era de 40 grados. La basura adentro pronto apestaría, así que salí a dejarla. 20 segundos (maomenos) estuvo la puerta abierta, y fue suficiente para dejar entrar a la incertidumbre aterradora.
El niño no estaba seguro, pero cree haber visto entrar a una abeja. Escuchamos y vemos... nada. Intentamos subir las escaleras, y la abeja me ataca y se arrepiente en el último momento antes de embestir a mi nariz. Yo creo que me ataca y se arrepiente; de seguro la abeja dirá que casi choca conmigo por ir volando distraída y asustada.
It does not matter... it’s on.

Mando a los niños arriba, y cierran la puerta de la escalera. La abeja está atrapada en el primer piso. Y yo con ella.
Oh, it’s on.

Voluntariamente me pongo los ojos de águila y las orejas de murciélago; el corazón de ratoncito asustado se me pone solo. La veo en la persiana y abro la puerta de la calle. Me reta y no se sale.
Oh my, it is so on.

Me armo de valor, de un matamoscas y de un trapito de cocina como backup. Camino hacia ella, haciendo cálculos mentales de mi destreza con el matamoscas y de las probabilidades de éxito que pudiera tener. La balanza no me favorece, en lo más mínimo. Le voy a pegar? Difícil. La voy a hacer enojar? Muy probable. Ahorita, sólo está desorientada; si trato de pegarle (énfasis en “trato”) se va a molestar porque la ataqué; aparte, se va a ofender porque le trataron de pegar con un matamoscas. Lo siento, quisiera otra muerte mas digna para la abeja, pero no tengo mata-abejas.

Uso el trapito, tratando de dirigirla hacia la puerta. Rebelde que es, pasa por enfrente de la puerta y sube las escaleras, hacia el tragaluz. Ahí se planta y no se mueve. Ya no la alcanzo, y no puedo hacer nada más.
Um, it’s kinda on.

La incertidumbre sigue. Procuramos tener cerrada la puerta de la escalera, para que no entre al segundo piso. Cada vez que bajo, hago una revisión viso-auditiva, buscando a la infractora. La busco en el techo y en las paredes. Nada. La escalera tiene alfombra azul marino, así que en cada escalón hay que fijarse muy bien... y pobre del que baje descalzo.

Domingo. Mediodía. Veo algo al pie de la escalera... lifeless. Sin ceremonias, abro la puerta y con la escoba le presento a mi banqueta. Espero que sea la misma que entró ayer.

Thursday, May 24, 2007

Hay días negros...

Un buen día, Aaron hace la afirmación cuasi-proclamación de que “hoy es un día negro, así que voy al kinder”.

Rápidamente hice recuento mental del día que era:

1) según yo, ningún aniversario luctuoso (no creo que el niño esté pendiente de esos);

2) no había eclipse solar, ni lunar, ni total del corazón (referencia de los 80’s, para el que no entendió);

3) no estaba deprimido el buki, ni se había puesto el copetito tapandole los ojos, típico de los Emos (referencia del 2007, para el que no entendió).

Después de cabilar tanto (como 15 segundos), le pido cuasi-ruego una explicación.

“Es que aquí en el calendario no voy al kinder los días rojos, pero los negros sí”.


Ahora sí, todo tiene sentido. O Cuasi-sentido, porque es un calendario religioso, y hasta el día de San Perico viene marcado rojo.

Le expliqué lo mejor que pude, y eso no es decir mucho. Sigh.

Wednesday, May 16, 2007

Hay que seguir instrucciones, pues...

En el kinder, siempre andan pidiendo cositas: papel, foam, palitos, tapones de botellas, etc., para experimentos.
La semana pasada a Aaron le pidieron 1 kg, de frijol negro. Como YO nunca uso frijol negro, llevó 1 kg de frijol pinto (que queda cafecito, no negro).

Total, para plantarlos en un vasito el color es lo de menos; o eso creía yo.

Me regresaron los frijoles pintos, y me volvieron a pedir (de la manera mas atenta, por supuesto) que trajera negros.

“No es para una actividad, es para una... manualidad” dijo la maestra.
Ya caigo.

No soy racista, pero separar por colores nunca se había visto tan bien (aunque la foto no hace justicia). Hasta el Stitch colgado de la lámpara estaba feliz por el regalito de Día de Madres!!
Ese fue el regalo de Aaron.
El regalo de Isaac? Inventó una palabra: pidió un pedazo de lasagna "pequeñote" .
Ni pequeño, ni grandote... pequeñote.
:)

Wednesday, May 09, 2007

Lo que tiene que hacer uno...



El cd player de mi carro está fallando.
Funciona intermitentemente, lo que es un término muy elegante para decir que funciona cuando le da la regalada gana.
Ibamos todos en el carro, y los niños piden una canción; prendemos el cd player, pero la canción nunca empieza.
“vamos a tener que comprarte otro carro, para poder poner ese disco ahí”, dijo Aaron.
Quién soy yo para no darle gusto a mis hijos? Todo por que sean felices.
Felicidades a todas las madrecitas que lean ésto...

Sunday, May 06, 2007

Boda de Elvira e Ivan...





Qué les cuento? Pues que se casó mi hermano (a.k.a. el niño), el sábado a medio día...


Elvira, bienvenida a la familia!!! (otra vez, porque por el civil se habían casado desde el año pasado, jeje).


Toda la misa y recepción estuvieron fabulosos... todo tranquilo (en la misa) y con muy buen ambiente (en la recepción).


Todos guapísimos, por supuesto!


Espero que todo ésto sea augurio de los años buenos por venir...

Tuesday, May 01, 2007

Aaarg, matey!



Con razón dicen que los productos pirata son de mala calidad: la brújula pirata que sale atras de los Froot Loops tiene el "Este" donde debería ir el "Oeste"...
Por eso se confunden los niños, así que tache para la Kellogg's...