Monday, January 21, 2008

Dónde andabas, mijita?



"Ah, nomás paseando con mis amigas"...

Friday, January 11, 2008

Vuela, vuela...

A los niños les fascina la rutina, porque les dá seguridad y sienten que pueden predecir las cosas. Por eso pueden ver la misma caricatura o película 100 veces sin enfadarse.

La rutina de acostarse a cierta hora también les va marcando pautas de orden de las cosas: cenar, lavarse los dientes, hacer pipí, lectura de cuento y finalmente apagar la luz para dormir. Sinceramente, antes de tener chamacos pensaba que era innecesario hacer lo anteriormente descrito; que mágicamente los niños al tener sueño se irían a dormir. Ja!

A cachetadas con mano mojada aprendí que hay que enseñarles a ir aterrizando, y eventualmente pueden aterrizar la avioneta sin necesidad de copiloto ni de instrucciones de la torre de mando.

El piloto de casi 7 sólo necesita la instrucción de la torre indicando que ya son las 8pm, e inicia sólo el descenso.

El piloto de 4.5, todavía necesita instrucciones de la torre, copiloto, mecánico, ingeniero, sobrecargo y hasta del que le echa gasolina.

Aún así, ya acostadito, aprovecha el último momento para lanzar la última pregunta del día, que seguramente lo trajo mortificado todo el día.
- Te tienes que casar dos veces para tener dos hijos?
- Hasta que edad tiene uno que morirse?
- Si alguien tiene uno 100 años, crece alto alto?
- Por qué cuando alguien se casa una semillita cae en la panza y crece ahí el bebé? Por qué no crece en otro lado?

Está por demás que la Torre de Mando entra en revolución con cada pregunta; aunque es una pregunta diaria, a la hora que la pregunta es hecha la Torre está queriendo cerrar y ya la mayoría de los empleados pacientes, lógicos y coherentes ya se fueron a descansar. Se quedan los nerviosos, preocupones y tartamudos: pero luchones, no se rajan y le entran al quite.

Lo bueno es que hay balance: sus preguntas no siempre son existenciales. A veces son meros comentarios, igualmente impactantes.
- Mamá, hace mucho que no comemos donas.

Parte del show.
Preguntas raras? Bring them on!
Mínimo y nos dá material para escribir en la vitácora de vuelo.

Torre de Mando, cambio y fuera.

Tuesday, January 08, 2008

Me estoy convirtiendo en una de esas...

En una de cuál? En una señora metiche que no se puede quedar callada y que todo le molesta.
Me molesta que los niños de mi colonia se portaron TAN bien que Santa les trajo motos y cuatrimotos. Hay como 5 o 6 rondando nuestra cerrada.

I'm annoyed.

Me molesta ver pasar frente a mi casa a niños(de no más de 10 años) MANEJANDO cuatrimotos.

I'm bothered.

Me molesta ver pasar frente a mi casa a 4 niñas (de no más de 10 años) montadas todas en una cuatrimoto, dando vueltas por la colonia. Sin casco todas, por supuesto, se aplasta el pelo.

I'm angry.

Me molesta ver pasar a mi vecino de enfrente (de no más de 15 años) manejando el carro de mamá, con su hermanito de 7 y otros 2 escuincles arriba, persiguiendo y molestando a las motos.

I'm pissed.

Vieja metiche? Don't care. Veo que va a dar la vuelta a la cuadra, y los espero en la esquina. Me paro en media calle y detengo el carro. "Te estacionas inmediatamente, o llamo a una patrulla" le dije a mi vecinito.

Vieja regañona? Couldn't care less. Se bajan del carro, y con una pregunta lo desarmé "sabe tu mamá que andas agarrando el carro para perseguir motos?" Ni yo misma me acuerdo qué tantas cosas le dije... I was in the Zone...

Si los padres dejan andar en moto a infantes en la ciudad, es problema de los padres.
Creí mi obligación moral el detener al que se subió al carro para jugar con él. Sus papás? No estaban en casa... obviamente.

Quién sabe? Tal vez ese regaño es lo mejor que pude haber hecho por el buki.