Friday, January 11, 2008

Vuela, vuela...

A los niños les fascina la rutina, porque les dá seguridad y sienten que pueden predecir las cosas. Por eso pueden ver la misma caricatura o película 100 veces sin enfadarse.

La rutina de acostarse a cierta hora también les va marcando pautas de orden de las cosas: cenar, lavarse los dientes, hacer pipí, lectura de cuento y finalmente apagar la luz para dormir. Sinceramente, antes de tener chamacos pensaba que era innecesario hacer lo anteriormente descrito; que mágicamente los niños al tener sueño se irían a dormir. Ja!

A cachetadas con mano mojada aprendí que hay que enseñarles a ir aterrizando, y eventualmente pueden aterrizar la avioneta sin necesidad de copiloto ni de instrucciones de la torre de mando.

El piloto de casi 7 sólo necesita la instrucción de la torre indicando que ya son las 8pm, e inicia sólo el descenso.

El piloto de 4.5, todavía necesita instrucciones de la torre, copiloto, mecánico, ingeniero, sobrecargo y hasta del que le echa gasolina.

Aún así, ya acostadito, aprovecha el último momento para lanzar la última pregunta del día, que seguramente lo trajo mortificado todo el día.
- Te tienes que casar dos veces para tener dos hijos?
- Hasta que edad tiene uno que morirse?
- Si alguien tiene uno 100 años, crece alto alto?
- Por qué cuando alguien se casa una semillita cae en la panza y crece ahí el bebé? Por qué no crece en otro lado?

Está por demás que la Torre de Mando entra en revolución con cada pregunta; aunque es una pregunta diaria, a la hora que la pregunta es hecha la Torre está queriendo cerrar y ya la mayoría de los empleados pacientes, lógicos y coherentes ya se fueron a descansar. Se quedan los nerviosos, preocupones y tartamudos: pero luchones, no se rajan y le entran al quite.

Lo bueno es que hay balance: sus preguntas no siempre son existenciales. A veces son meros comentarios, igualmente impactantes.
- Mamá, hace mucho que no comemos donas.

Parte del show.
Preguntas raras? Bring them on!
Mínimo y nos dá material para escribir en la vitácora de vuelo.

Torre de Mando, cambio y fuera.

11 comments:

Liss said...

Gracias por el tip, supongo q lo necesitare :)

monchis said...

yo tambien voy a necesitar ese tip.. de hecho mas o menos andamos en lo mismo.. pero un poco desordenadon en horario.. pero tratare de que sea la hora del vuelo siempre puntual.. jojo.
Y las preguntas casi siempre estan a la orden cuando estoy lavando los trastes.. je

Claude Sandbed said...

liss: 10-4

monchis: por eso no lavo trastes!

Teresa la que Canta said...

Uy, creo que yo también necesito una Torre de control, que me ayude a aterrizar y conteste las dudas que me traen todo el día angustiada...

y que también me de a comer donas de vez en cuando.

enjoy!

T.

Juan Diaz said...

ue bonito lo explicas me encanto, te dejo un saludo

masgorelli said...

las torres de control nunca descansan, ni siquiera cuando los aviones ya aterrizan en otros aeropuertos, uno se queda mirando fijo por donde partieron la ultima vez, y alli se quedan, no esperando que regresen, sino deseandoles, siempre, un feliz aterrizage, dondequiera que tengan que aterrizar, deseando de todo corazon que jamas tengan un aterrizaje forzoso.

Denise said...

Jajaj... menos mal que no siempre son así de complicadas las preguntas!

Gadósfero said...

Entiendo muchas cosas.. tendrpe que decírselas a mis hermanos...

Saludos.

cdicszho

Miryam said...

LOL, como me reí con lo de las donas.

jessica_luna_púrpura said...

ahhh!!!! yo preguntaba lo mismo de la semillita!!!!!!!! y de los hijos, yo le decia a mi mama
"mami, verdad que tu solo lo has hecho 3 veces porque nada mas tienes 3 hijas?"
la pobre se cagaba de risa!!!

Yeux! said...

Tengo una queja!!!! yo ya tengo 28 y ni he crecido tanto u_u....

Jajajajaja Saluditos!!