Saturday, April 24, 2010

Bubble maker...

Dar clases es todo un reto. El reto se multiplica en una secundaria, cuando menos para mí.
Gran parte del éxito que yo pueda tener en una clase depende de mi habilidad para llamar y mantener la atención del grupo al principio de la misma.

La atención de un adolescente es como una burbuja: bella, pero frágil y pasajera.

Cuando tengo la atención del grupo, hago mi burbuja y trato de mantenerla en el aire, para evitar que toque suelo y se reviente.

Mil cosas pueden reventar a esa burbuja:
que alguien toque la puerta,
que alguien pase por la ventana,
que alguien estornude,
que pase una mosca,
que pase una cucaracha,
que se caiga alguien de su silla,
que alguien pida permiso para ir al baño,
que se niegue el permiso,
etc
etc.

El viernes, estaba yo con mi burbuja en un salón; la acababa de hacer, con mucha dificultad.
Tenía la atención de la gran mayoría del grupo... pero en eso levanta la mano alguien y toca la burbuja, diciendo:
"Teacher, I have a new snake"
Se revienta mi burbuja, ya que no estabamos hablando de mascotas ni de nada relacionado con víboras. El comentario causa risas y comentario extras entre ellos mismos. Poco a poco, recupero la burbuja. Poco a poco...

sigh

Tengo que cambiar de jabón... alguna sugerencia?

1 comment:

ramonchis said...

me encanto esta teoria de que la atencion de un adolescente es como una burbuja...

y es que es muy cierto, no soy maestra, ni tengo los conocimientos que puedan aydarme a aconsejarte que jabon usar ahora...

Es la etapa en la que ansian llamar la atencion.. y que incluso les vale rabano perder puntos o algo asi con tal de captarla..

Desde los mas aburridos hasta los mejores maestros, tienen que buscar NUEVAS maneras para mantener la burbuja.
Por que la misma no funcionara..

Nomas no trates de rebajar con agua ese jabon... el agua podria ser mucho verbo.. y el jabon sera el concentrado de actividades que les puedas poner a hacer..
actividades que involucren la materia pero que los mantenga interesados..

mucho habladero jeje,.
suerte Claude